La cerveza que vino para quedarse

Gráfica publicitaria de la década de los 50.

En 1953, tras la gran acogida comercial de sus cervezas Estrella Dorada, Bock-Damm y Xibeca, Damm decide lanzar una cerveza especial y diferente a todas las demás: una Märzenbier (Cerveza de Marzo).

La cerveza fue bautizada con el nombre de Voll-Damm, ya que voll en alemán significa lleno o completo, haciendo referencia al cuerpo y sabor intenso de la cerveza con un extracto seco primitivo del 17% y un contenido alcohólico de 7.2% vol.

En sus primeros años, Voll-Damm sólo se producía entre los meses de Octubre a Marzo, interrumpiendo su producción en los meses de verano como era habitual en las cervezas Märzenbier. Pero en la primavera de 1955, debido a la excelente acogida por parte de sus consumidores, la producción no se detuvo. Desde entonces, Voll-Damm se bebe todo el año.

Compartir